viernes, 27 de enero de 2012

Asuntos importantes

No me molestes, no te puedo atender.
Tengo asuntos importantes entre las manos.

Escuchar el ruido de mis botas al caminar.
Sentir el frio de la mañana entrando por mi nariz.
Descubrir que he perdido el metro y tengo diez minutos más
para estar con Wallander.
Oler el perfume de la chica de al lado, que huele a mandarina.

Tus asuntos de vida o muerte pueden esperar.
Tengo asuntos importantes que sentir.