domingo, 2 de octubre de 2011

Piensa en verde


Hoy ha amanecido
un día muy chulo.
Cielo despejado
y un sol cojonudo.
Una brisa suave
para estar a gusto.
Que viene, que viene.
Vino el estornudo.

A pesar de todo
ha sido muy duro.
Nadando entre mocos
mi cerebro mudo,
no puede ocuparse
de nada sesudo.
Que viene, que viene.
Vino el estornudo.

Nariz irritada
y un picor agudo
quema mi garganta.
Estoy en apuros.
Los ojos llorosos
y los labios mustios.
Que viene, que viene.
Vino el estornudo.

Voy por la calle
como por un tubo,
fijando la vista
a través de un embudo.
Un rastro de Kleenex
queda detrás tuyo.
Que viene, que viene.
Vino el estornudo.

Llega la noche
y lo llevo crudo.
Mi nariz- alambique
Destila el orujo.
El sueño no llega
en mi cuarto oscuro.
Consigo dormirme
de cansancio puro.

2 comentarios:

  1. Jajaja, me parece que has cogido un buen constipado. Pero bueno, veo que lo llevas con buen humor.
    Un beso.

    Maripaz

    ResponderEliminar
  2. Nos llevamos muy bien el constipado y yo. Todavía estamos juntos. Como siga así se va a poner celosa mi mujer.

    Un beso

    ResponderEliminar